Lanzas y arpones

Esta está entre las maneras más antiguas de la captura activa de peces. Se usa básicamente en la pesca deportiva y la artesanal.

La captura con lanzas y arpones depende de la observación visual de la especie objeto de la pesca, la cual es entonces empalada con la lanza o el arpón desde una distancia relativamente corta.

La lanza y el arpón están básicamente diseñados para penetrar fácilmente un organismo objeto de la pesca, pero la punta de la lanza está equipada con barbas o púas que sostienen la presa cuando es alcanzada. Usualmente la lanza o el arpón están sujetados al pescador o al barco por una cuerda, para poder recogerlos con o sin captura.

Las especies objeto de la pesca que más comúnmente se capturan con este método son lenguados, pez espada o el atún.